Córdoba CF vs. Elche C.F.

1 DIC 2018

Córdoba CF vs Elche C.F.

Estadio: Estadio Municipal Nuevo Arcángel
Dirección: Estadio Nuevo Arcángel. Avda. El Arcángel, s/n. Córdoba

Datos de interés

Categorías:

Aeropuerto de Córdoba
Transporte público

Aeropuerto de Córdoba, N-437, km. 5,8, 14005 Córdoba


Teléfono: 957 21 41 00

Alcázar de los Reyes Cristianos
Lugares de interés


Distancia: 2.2 kilómetros
Teléfono: 957 42 01 51
Web: cordoba.es

Alquiler Vehículos: Avis
Alquiler de vehículos

Glorieta Tres Culturas, 14011 Córdoba


Teléfono: 957 40 14 45

Ayuntamiento De Córdoba
Servicios de urgencia

Calle Capitulares, 1, 14002 Córdoba


Teléfono: 957 49 99 00
Web: cordoba.es

Bocatas Calentitos
Restaurante

C.C. El Arcángel, Arcángel, 1, 14010 Córdoba


Distancia: 1 kilómetro
Teléfono: 957 75 16 08
Web: bocatascalentitos.com

Cafe Bar el Arcangel
Restaurante

Av. del Arcángel, 15, 14010 Córdoba


Distancia: 900 metros
Teléfono: 957 75 19 31

Centro Comercial El Arcángel
Compras/Comercio

Av. del Arcángel, 14010 Córdoba


Distancia: 1.1 kilómetros
Teléfono: 957 75 00 46
Web: ccelarcangel.com

Centro Comercial La Sierra
Compras/Comercio

Calle Poeta Emilio Prados, s/n, 14011 Córdoba


Distancia: 4.9 kilómetros
Teléfono: 957 28 33 22
Web: centrocomerciallasierra.com

Centro de Recepción de Visitantes de Córdoba
Información adicional sobre ciudad

Plaza del Triunfo, s/n, 14003 Córdoba


Teléfono: 902 20 17 74

Centro Deportivo El Carmen - Fútbol Indoor
Deporte y Salud


Distancia: 3.1 kilómetros
Teléfono: 674 28 40 99

Discoteca Ophium
Vida nocturna

Calle Colombia, 2, 14006 Córdoba


Distancia: 4 kilómetros
Teléfono: 957 28 15 14

El Mirador del Río
Restaurante

Avenida Compositor Rafael Castro14010 Córdoba, España




Distancia: 1.5 kilómetros
Teléfono: 957 75 12 49
Web: elmiradordelrio.net

El Número 12
Restaurante

Calle Periodista Eduardo Baro, 14010 Córdoba


Distancia: 950 metros
Teléfono: 683 61 16 48

Estación Tren Córdoba
Transporte público

Estación de tren de Córdoba, 14011 Córdoba


Eurostars Conquistador ****
Hoteles

Calle Magistral González Francés, 15-17, 14003 Córdoba


Distancia: 2.2 kilómetros
Teléfono: 957 48 11 02
Web: eurostarshotels.com

Exe Ciudad de Cordoba ****
Hoteles

Av. de Cádiz, s/n, 14013 Córdoba


Distancia: 2.8 kilómetros
Teléfono: 957 01 36 00
Web: exehotels.com

Fontanar Pistas Atletismo
Deporte y Salud

Castello d'Empuries, s/n, 14004 Córdoba


Distancia: 4 kilómetros
Teléfono: 957 20 29 00

Góngora Gran Café
Vida nocturna

Calle Góngora, 10, 14008 Córdoba


Distancia: 2.9 kilómetros
Teléfono: 662 35 23 89
Web: gongoragrancafe.com

Gran Teatro de Córdoba
Lugares de interés

Av. del Gran Capitán, 3, 14008 Córdoba


Distancia: 2.8 kilómetros
Teléfono: 957 48 06 44
Web: teatrocordoba.org

Hospital Provincial
Servicios de urgencia

Av Menéndez Pidal, s/n, 14004 Córdoba


Distancia: 4 kilómetros
Teléfono: 957 01 00 00

Hospital Universitario Reina Sofía
Servicios de urgencia

Av. Menéndez Pidal, s/n, 14004 Córdoba


Distancia: 4.2 kilómetros
Teléfono: 957 01 00 00
Web: juntadeandalucia.es

Hotel Hacienda Posada de Vallina ***
Hoteles

Calle Corregidor Luis de la Cerda, 83, 14003 Córdoba


Distancia: 2 kilómetros
Teléfono: 957 49 87 50
Web: hhposadadevallina.es

Hotel NH Córdoba Guadalquivir ****
Hoteles

Av. Fray Albino, 1, 14009 Córdoba


Distancia: 1.8 kilómetros
Teléfono: 957 42 10 42
Web: nh-hoteles.es

La Siesta Lounge Bar
Vida nocturna

Calle Enrique Romero Torres, 14002 Córdoba


Distancia: 1.8 kilómetros
Teléfono: 857 80 07 65
Web: siestacordoba.com

Long Rock Córdoba
Vida nocturna

Calle Teniente Braulio Laportilla, 6, 14008 Córdoba


Distancia: 2.8 kilómetros
Teléfono: 636 90 99 78
Web: longrock.es

Medina Azahara
Lugares/acontecimientos destacados fuera ciudad

Medina Azahara fue una ciudad árabe que mandó edificar Abdderramán III a unos 8 kilómetros de la ciudad de Córdoba.

Ctra. Palma del Río, km 5.5, 14005 Córdoba


Teléfono: 957 10 36 37

Mezquita-catedral de Córdoba
Lugares de interés

Calle del Cardenal Herrero, 1, 14003 Córdoba


Teléfono: 957 47 05 12
Web: catedraldecordoba.es

Open Arena Padel
Deporte y Salud

Calle Escritora María Goyri, s/n, 14005 Córdoba


Distancia: 4.5 kilómetros
Teléfono: 957 23 64 85
Web: openarena.es

Palacio de Viana
Lugares de interés

Plaza de Don Gome, 2, 14001 Córdoba


Distancia: 2.5 kilómetros
Teléfono: 957 49 67 41
Web: palaciodeviana.com

Palacio Municipal De Deportes Vista Alegre
Deporte y Salud

Plaza Vista Alegre, s/n, 14004 Córdoba


Distancia: 3.2 kilómetros
Teléfono: 957 45 32 00
Web: imdcordoba.es

Parada de Autobús
Paradas transporte mas cercanas

Parada: Arenal/D.Fidana. Línea: 14


Plaza de la Corredera
Lugares de interés

Plaza de la Corredera, s/n, 14002 Córdoba


Distancia: 2 kilómetros
Web: cordoba.es

Policía Local
Servicios de urgencia

Av. de los Custodios, 14004 Córdoba


Teléfono: 957 45 53 00

Puente Romano
Lugares de interés

Av. del Alcázar, s/n, 14003 Córdoba


Distancia: 2.1 kilómetros
Teléfono: 957 49 99 00
Web: ayuncordoba.es

Rafalete
Restaurante

Calle Periodista José Luis de Córdoba, 2, 14010 Córdoba


Distancia: 650 metros
Teléfono: 957 75 14 77
Web: tabernarafalete.com

Restaurante El Nido
Restaurante

Calle Acera del Arrecife, 3, 14009 Córdoba


Distancia: 1.3 kilómetros
Teléfono: 957 20 11 22

Sinagoga de Córdoba
Lugares de interés

Calle Judíos, 20, 14004 Córdoba


Distancia: 2.5 kilómetros
Teléfono: 957 20 29 28
Web: turismodecordoba.org

Taberna El Fogaril
Restaurante

Plaza el Moreal, 5, 14010 Córdoba


Distancia: 1.3 kilómetros

Templo Romano
Lugares de interés

Calle Capitulares, s/n, 14003 Córdoba


Distancia: 2.4 kilómetros
Teléfono: 957 20 17 74
Web: turismodecordoba.org

 

Noticias


Ver más noticiasCargando...
 

Comparador

VS
Clasificación
PuntosPosición
Partidos
JugadosGanados PerdidosEmpatados
Tarjetas
AmarillasRojas
Goles
MarcadosEncajados
Faltas
RecibidasCometidas
Juego
DisparosPases

Ciudad

Con 326 609 habitantes en 2016, es la tercera ciudad más grande y poblada de Andalucía tras Sevilla y Málaga, y la 12ª de España. Su área metropolitana comprende ocho municipios, con una población de 363.326 habitantes, la 23ª más poblada de España. Hoy es una ciudad de tamaño medio, en cuyo casco antiguo aún podemos contemplar edificaciones con elementos arquitectónicos de cuando Córdoba fue la capital de la Hispania Ulterior en tiempos de la República romana, o de la provincia Bética durante el Imperio romano y del Califato de Córdoba durante la época musulmana, cuyos dirigentes gobernaron gran parte de la península ibérica. Según los testimonios arqueológicos, la ciudad llegó a contar con alrededor de un millón de habitantes hacia el siglo X, siendo la ciudad más grande, culta y opulenta de todo el mundo.


Historia

Los orígenes de Córdoba se pierden en el tiempo. Su situación cercana al río y la riqueza de las tierras de la campiña la configuraron como lugar idóneo para las primeras ocupaciones prehistóricas. Pero no es hasta el Bronce Final (siglos ix y viii a.C.) cuando se crea el primer asentamiento propiamente dicho. Con la llegada de fenicios y griegos a la península, la ciudad se reafirma como un importante centro minero y comercial gracias a la navegabilidad del Guadalquivir. Este hecho favoreció las relaciones y la difusión artística y comercial, integrando a esta localidad con las principales urbes del momento.

La toma de Córdoba por los romanos en el siglo II a.C. auspicia uno de los momentos de mayor esplendor de su Historia junto con el del califato musulmán. Fue a mediados del siglo II cuando un general llamado Claudio Marcelo, funda Corduba, erigiéndose desde este mismo momento como capital de la Hispania Ulterior. Años prósperos fueron los de la República, truncados por la victoria cesariana en la batalla de Munda, al tomar la ciudad partido por el bando pompeyano. Tras los primeros años de declive imperial, el César Augusto restituye el merecido estatus de esta zona reservando sus tierras a los mejores veteranos de sus tropas, otorgándole el título de Colonia Patricia. Córdoba vive, bajo dominio romano, una intensa monumentalidad y enriquecimiento de su infraestructura pública. Sin duda se mantuvo un gran movimiento comercial y cultural, muestra de ello son los dos foros, el colonial y el provincial, que acogía la ciudad. Se levantan grandes edificios, como el recientemente descubierto anfiteatro máximo

El traslado de la capitalidad a Hispalis y la disgregación cada vez más inminente del imperio, sumen a la localidad en un estancamiento cultural y económico que imperará durante todo el periodo de ocupación visigoda.

En el siglo VIII, tuvo lugar un hecho que cambiará la Historia de todo el mundo occidental y que tiene como escenario nuestra ciudad. Un contingente de tropas árabes desembarca en las costas mediterráneas. Fácilmente se hacen con el poder del debilitado reino visigodo. Córdoba es tomada por Mugit, lugarteniente de Tariq, dándose desde este momento la convivencia de los pueblos cristianos y musulmanes. Muestra de ello es el traslado de la primitiva musalla (plataforma para la oración extramuros de la ciudad) hasta la basílica de San Vicente, lo que constituyó el germen de la actual Mezquita aljama, previo pago por la compra de parte de la basílica.

Los primeros gobernadores de la Qurtuba islámica ya la constituyeron como centro administrativo de las tierras conquistadas. Sin embargo, el carácter tribal de los pueblos árabes y beréberes no tardó en acarrear disputas entre las distintas facciones que aspiraban al poder.

La llegada del omeya Abd al-Rahman I, el Huido, el Desheredado, unió a los bandos descontentos con la política imperante y a los seguidores del futuro emir. En el año 756 se produce la toma de Córdoba y la proclamación de la misma como capital del emirato independiente de Al-AndalusAbd al-Rahman I realizó la primera gran ampliación de la Mezquita Aljama de Córdoba y reconstruyó las murallas y el Alcázar. Fue Hisham I, hijo del primer emir, quien terminó las obras que comenzara su padre en la gran mezquita y levantó el primitivo alminar, hoy en día desaparecido. Con la llegada al poder de Abd al-Rahman II se produce la segunda gran ampliación del templo y la ciudad vive unos momentos de gran auge constructivo.

Pero será con Abd al-Rahman III cuando Córdoba cobre un total protagonismo. En el año 929 es proclamada capital del califato independiente de Damasco, siendo sede religiosa, política y administrativa de todo el reino islámico occidental. Bajo el mandato del primer califa se levanta Medina Azahara, efímera ciudad extramuros de la medina, fuente de inagotables leyendas debido, en parte, a los ricos materiales empleados en su construcción.

Alhakam II, hijo de Abd al-Rahman III dará paso a la época de mayor esplendor cultural y edilicio de la localidad cordobesa. Realiza la tercera gran ampliación de la Aljama, transportando toda la riqueza de Medina Azahara hasta la mezquita. Su sucesor, Hixam II, dedicado a reinar pero no a gobernar, dejó el poder a cargo del visir Almanzor, responsable de la tercera y última ampliación de la mezquita.

Tras la débil administración de Almanzor e Hixam, la unificación del reino no duró mucho. En el año 1013 se derrumba el califato, declarándose taifa hasta su definitiva caída.

En junio de 1236, las tropas de Fernando III el Santo llegan a las puertas de la ciudad. La toma no lleva mucho tiempo, produciéndose la entrada del ejército cristiano el día 26 del mismo mes. Se inicia entonces la repoblación cristiana de Córdoba, centrándose ésta en los arrabales musulmanes, sobre todo en la zona de la Ajerquía. Con Fernando III se proyectan 14 iglesias, siete en la medina, ahora Villa, y siete en la Ajerquía, llamándose Iglesias Fernandinas en honor al rey.

El siglo xiv traerá consigo años duros para la población cordobesa. Entre 1366 y 1369 tiene lugar la guerra civil que enfrenta a los partidarios de Pedro I el Cruel y a los de su hermano bastardo Enrique de Trastámara. En 1349 Córdoba sucumbe ante la Peste Negra, hecho que se repetirá quince años después. Los inmensos índices de mortandad, la falta de alimentos y dinero someten a la ciudad en una gran crisis tanto económica como social.

Un siglo más tarde, con la concentración de tropas de los Reyes Católicos en Córdoba para dar el golpe definitivo al reino de Granada, se verá un rayo de esperanza en la recuperación de la localidad. Aquí es recibido Cristóbal Colón para exponer su proyecto de viaje a las Indias. Una vez tomado el último reducto musulmán, Isabel y Fernando dictan la expulsión de los habitantes judíos de todo el territorio cristiano, lo que supondrá el golpe definitivo para la mermada economía cordobesa.

Felipe II, a finales del siglo xvi, trata de restablecer la importancia de esta ciudad. Manda construir las Caballerizas Reales y en su honor se construye la Puerta del Puente. Sin embargo, esta efímera recuperación se ve frenada por la administración borbónica, responsable de la total decadencia que se vive, aunque este hecho no merma las construcciones de edificios barrocos, de gran calidad y riqueza.

A principios del siglo XIX Córdoba sufre el asedio de la ocupación francesa. Fiera fue la lucha y constante la oposición que encontraron los ejércitos napoleónicos. Pese a ello, la renovación urbanística que se proyecta en estos años de gobierno francés será predominante en el futuro. Las disputas carlistas, años más tarde, empobrecen aún más la economía de la localidad.

Será a mediados del siglo xx cuando Córdoba recupere parte del esplendor e importancia perdidos en el pasado. El crecimiento de la población y la economía, así como la creación de la Universidad, enriquecen artística y culturalmente la ciudad. Se proyectan nuevos edificios y la Córdoba cosmopolita se siente preparada para convivir con su patrimonio histórico, siendo la proclamación de parte de la ciudad como Patrimonio de la Humanidad, uno de los mayores orgullos de todos los ciudadanos, concienciados en la conservación y difusión de nuestra Historia


Clima

La climatología de Córdoba está condicionada tanto por los fenómenos atmosféricos como por las características del relieve. El clima podría considerarse mediterráneo, si bien está muy continentalizado a raíz del microclima que la ciudad genera.

Las masas de aire húmedas que proceden del Atlántico se encuentran con la barrera orográfica de la Sierra, las cuales en su recorrido a lo largo de éstas van descargando las precipitaciones en las laderas, con lo cual al llegar a la ciudad toda su humedad ha desaparecido. Por lo tanto se puede decir que Sierra Morena es una importante barrera física que impide la descarga de lluvia que procede del Atlántico, donde se generan las borrascas.

La incidencia solar en la capital cordobesa es importante, proporcionando una media de 143 días despejados, frente a los 76 que se muestran cubiertos. En cuanto a las temperaturas, las máximas se registran en el período estival manteniendose el resto del año en unos niveles medios muy suaves.


Fiestas

Carnaval de Córdoba

Antes de la cuaresma, en febrero, se celebra el Carnaval de Córdoba. Las chirigotas y comparsas se dan cita en las calles de Córdoba y en el Gran Teatro se celebra el concurso donde cada una de ellas expone sus mejores composiciones. Tras este certamen salen a la calle en una Cabalgata en la que todo el pueblo participa.

Semana Santa de Córdoba

La Semana Santa de Córdoba es una fiesta conmemorativa de la Pasión de Cristo en la que el pueblo manifiesta públicamente su fe. 
La ciudad se llena de desfiles procesionales que van desprendiendo el olor del incienso y la tenue luz de los cirios llevados por los nazarenos. El ambiente religioso es patente y un marco ideal para la reflexión y la convivencia. En ocasiones, es posible escuchar el sentir de algún devoto en forma de saeta, que espontáneamente manifiesta su fe con este cante de tanta tradición. En Córdoba existen 37 Cofradías de Penitencia en la actualidad que organizan las procesiones, algunas con siglos de historia, y que aglutinan a ciudadanos de todas las edades y condición social. La Semana Santa de Córdoba, a diferencia de otras, es silenciosa y recogida. Las procesiones enmarcadas en el Casco Histórico de Córdoba, Patrimonio de la Humanidad, destacan especialmente convirtiéndola en una de las más relevantes de Andalucía. 

Batalla de las Flores

Cada año, durante el mediodía del primer o segundo día de mayo, tiene lugar la Batalla de las Flores en Córdoba. 
En las céntricas avenidas del Paseo de la Victoria y de la República Argentina, circula una cabalgata de carrozas decoradas con flores que lanzan claveles al público y el público las devuelve a modo de batalla de flores. Es la forma que tiene Córdoba de dar la bienvenida a la primavera.

La Feria de Córdoba

La Feria de Córdoba se celebra normalmente a finales de mayo, en conmemoración de Nuestra Señora de la Salud. En el recinto del Arenal, de fácil acceso, se dan cita caballistas, gitanas y flamencos, en las casetas que se disponen de forma ordenada y repartidas en las distintas calles del ferial. Dichas casetas son públicas la mayor parte del tiempo, por lo que todos los visitantes tienen las puertas abiertas para entrar en aquellas que deseen, que es precisamente en lo que consiste parte de la diversión. Durante su duración se celebran en el coso taurino de Los Califas numerosas corridas de toros de gran importancia en las que participan los diestros más destacados del momento.

Las Cruces de Mayo

Junto con la Batalla de las Flores que se celebra a principios de mayo, en la que una cabalgata de carrozas decoradas con flores pasean por Córdoba dando la bienvenida a la primavera, se celebra el Concurso Popular de Cruces de Mayo de Córdoba.
En los patios y plazas se levantan cruces de gran tamaño decoradas con flores, macetas y mantones de manila. Las Asociaciones de vecinos y Peñas instalan una barra de bar donde se sirven las tapas típicas y bebidas que reconfortan al visitante. Todo amenizado con música de sevillanas y espectáculos nocturnos de baile. Pasear por los barrios de San Basilio, San Andrés, Santa Marina, San Agustín y la zona centro dan al visitante una perfecta imagen de Córdoba en mayo.

 


Rutas

Mezquita y barrio de la Judería:


Desde hace más de dos milenios el Puente Romano une las dos orillas del Guadalquivir dando acceso a la ciudad de Córdoba. Al cruzar el puente, ante nuestra mirada se presenta la majestuosa Mezquita, mientras que a nuestra espalda se alza la Torre de la Calahorra con enormes muros que hoy albergan el museo de las tres culturas. La Mezquita, hoy Catedral, es sin duda uno de los monumentos más asombrosos del mundo y la principal atracción de la ciudad. El viajero al entrar en el edificio siente retroceder en el tiempo y al instante está rodeado por un bosque de columnas. La visita de este monumento es imprescindible para comprender la historia de Córdoba. Alrededor de la Mezquita se extiende la Judería, que debido a su singularidad, fue declarada íntegramente por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Aquí el viajero puede encontrar una multitud de tesoros arquitectónicos invitándole a sumergirse en este laberinto de callejas estrechas, rincones y plazuelas. Uno de los rincones más auténticos de la Córdoba antigua es la Calleja de las Flores que termina en una pequeña plaza desde dónde se contempla uno de los motivos más fotografiados, un mar de flores que se derrama sobre las paredes de las casas con el alminar de la Mezquita en el fondo. Otro rincón singular en el corazón de la Judería es la plaza de Maimónides. En esta plaza se encuentra, con el Museo Taurino, una verdadera muestra sobre la historia de la tauromaquia cordobesa. Compartiendo edificio pero a espaldas de este museo se encuentra el Zoco Municipal, un recinto donde en talleres de diversa índole, artesanos fabrican ante los ojos de los espectadores sus productos. Naturalmente existe también la posibilidad de adquirir estos productos artesanos. A muy pocos metros, en la Calle Judíos, está la Sinagoga un autentica joya entre los monumentos de la ciudad. La Sinagoga de Córdoba es una de sólo tres que hoy quedan en España y es única en Andalucía. Siguiendo esta calle, esta ruta termina en la Puerta de Almodóvar que antiguamente daba acceso al barrio de los judíos.

Alcázar de los Reyes Cristianos, barrio de San Basilio y Jardín Botánico:


Esta ruta tiene su punto de salida en el Alcázar de los Reyes Cristianos, una fortaleza militar y residencia real que fue levantado en 1328 por orden de Alfonso XI y cuyos extendidos y magníficos jardines son uno de sus principales atractivos. Grandes estanques y muchas fuentes, así como la riqueza floral de los jardines convierten a este sitio en un oasis de tranquilidad y armonía. En el interior del edificio, los visitantes pueden ver una importante exhibición de mosaicos romanos, hallados en la plaza de la Corredera. Anexas al Alcázar de los Reyes Cristianos se encuentran las Caballerizas Reales que fueron fundadas por Felipe II en 1570 con el fin de criar buenos équidos para la Casa Real. En ellas se realizaban cruces de caballos y yeguas consiguiendo finalmente el caballo de pura raza española. El colindante barrio de San Basilio de arquitectura popular que, debido al gran número de patios que se encuentran en él, durante el mes de mayo atrae a miles de turistas, nos lleva al Jardín Botánico. Ubicado junto a la orilla del río Guadalquivir, el Jardín Botánico es otro de los grandes pulmones de la ciudad y está dividido en diferentes recintos. De interés especial son el Museo de Paleobotánica y el de Etnobotánica. Además cabe mencionar que algunas de las actuaciones del Festival Internacional de la Guitarra que se celebra en Córdoba tienen lugar en este marco incomparable. Para su mayor atractivo se organizan talleres, exposiciones y, durante los meses de verano, visitas nocturnas del Jardín.

De la Plaza del Potro a la Corredera:


Una de las rutas más encantadoras de la ciudad une estas dos plazas. Empezamos nuestro itinerario junto al río en la Plaza del Potro. Llena de historia, esta plaza debe su nombre al potrillo que corona una fuente renacentista. Antiguamente había en los alrededores de la plaza muchas posadas que albergaban a los viajeros y comerciantes que llegaban a la ciudad. Sin embargo, hoy en día, existe sólo una que toma su nombre de la plaza y que fue morada de Miguel de Cervantes durante su estancia en la ciudad. Justo en frente de la posada, se encuentra el antiguo Hospital de la Caridad que alberga hoy entre sus muros el Museo provincial de las Bellas Artes y el Museo de Julio Romero de Torres que recoge gran parte de su obra, así como testimonios sobre el artista y su época. Si salimos de la plaza, podemos ver la iglesia de San Francisco que posee un hermoso claustro. En frente de la iglesia, vemos el arco del Portillo, pórtico de la muralla que comunicaba antiguamente la ciudad alta con la ciudad baja. Pasamos por él y subiendo la Calle Julio Romero de Torres llegamos a la Plaza Jerónimo Páez donde se encuentra el Museo Arqueológico. Albergado en un palacio renacentista, el edificio integró los restos de un teatro romano. En el museo, el visitante puede contemplar objetos de la vida cotidiana y artesanía de las diversas culturas que han pasado por la ciudad. Siguiendo nuestro camino pronto nos encontramos con el templo romano, otro monumento de época romana. Construido en el siglo I (d. C.) en época Flavia, sus grandes proporciones de dieciséis metros de ancho por treinta y dos de largo, hacen fácil imaginarse el esplendor que gozaba la ciudad en esta época. A pocos metros de aquí, el final de esta ruta, es la Plaza de la Corredera. Única en Andalucía, esta popular plaza sigue el modelo de las plazas mayores de Castilla. En ella se celebraron corridas de toros, fiestas religiosas y numerosos actos públicos como por ejemplo victorias militares. Actualmente, tal y como se nos presenta, es difícil imaginar todo su amplio y variado pasado. En su galería porticada podemos encontrar algunos bares y tiendas singulares.

Plaza de los Capuchinos y barrio de Santa Marina:


Esta ruta tiene su origen en esta singular plaza, que debe su actual nombre al convento que se fundó en ella, y de la que se dice que fuera la plaza más hermosa de Córdoba. En el centro de la rectangular plaza se alza el monumento que representa un Cristo crucificado que goza de gran devoción entre los cordobeses. Llamado Cristo de los Desagravios y Misericordia, popularmente se le conoce como Cristo de los Faroles, debido a los faroles que le iluminan por la noche. A través de un pequeño callejón llegamos a la Cuesta del Bailío, que antaño comunicaba la Medina musulmana con la Axerquía, y que nos lleva al barrio de Santa Marina. Este barrio se denomina por su larga tradición taurina como la cuna de los toreros. De esta forma tampoco sorprende que en la plaza de los Condes de Priego situada justamente enfrente de la iglesia, se encuentra el monumento de Manolete, espléndido matador de toros e hijo de este barrio. A poca distancia de dicha plaza se encuentra el Palacio de los Marqueses de Viana, que gracias al gran número de patios que rodean el edificio principal, también es conocido como Museo de los patios. En el interior de la casa podemos observar colecciones únicas de tapices, vajillas o armas de fuego. La biblioteca cinegética o las antiguas caballerizas son otros atractivos del museo.

Iglesias Fernandinas:


Tras la reconquista de la ciudad por Fernando III el Santo en 1236, el monarca castellano-leones comenzó a fundar nuevas iglesias. En total se construyeron en esta época catorce parroquias con características arquitectónicas similares. Todas ellas pertenecen al llamado estilo fernandino y se caracterizan por la transición del románico monacal al gótico castellanizado. La gran mayoría de estas iglesias están ubicadas dentro de la Axerquía, sin embargo, la iglesia de San Nicolás de la Villa y la de San Miguel se encuentran en pleno centro. Lo más destacable de la primera es su campanario de estilo mudéjar construido a finales del siglo XV. De esta torre, que posee un cuerpo base cuadrada de unos 6 metros de altura sobre el que se levanta otro de planta octogonal de unos 20 metros, se dice que es la más bella de Córdoba. En cambio, la segunda fue construida sobre los restos de una antigua mezquita, de la que se conserva un arco de herradura que sirve de puerta lateral. La iglesia de Santa Marina de Aguas Santas es la iglesia más antigua de la ciudad, ya que data de época visigoda. Especialmente singular de ella son los cuatro contrafuertes de su fachada oeste que le confieren a esta iglesia el aspecto de una fortaleza militar. Otra de las iglesias fernandinas es la de San Agustín, convento que el monarca donó a los frailes Agustinos que le habían acompañado en la reconquista. El interior de este templo está decorado en estilo plateresco. La siguiente iglesia en nuestra ruta, probablemente, el la más hermosa de la ciudad. Enclavada en una pequeña plaza, la iglesia de San Lorenzo también fue edificada sobre los cimentos de una antigua mezquita cuyo alminar se transformó en campanario. Esta torre está compuesta de tres cuerpos; los primeros dos de planta cuadrada, estando el superior girado en 45º y siendo circular el tercero. La fachada principal de la iglesia posee un bello rosetón. También tiene un pórtico de tres arcadas. Volviendo otra vez en dirección hacia el centro de la ciudad llegamos a la iglesia de San Andrés. Debido a las transformaciones realizadas en ella, de la construcción originaria sólo quedan el ábside central y una portada gótica. En el predio que ocupa existieron un templo romano y, posteriormente, la basílica visigoda de San Zoilo. Esta ruta termina en la iglesia de San Pablo, próximo al Templo Romano, que es otro ejemplo de las fundaciones pías de Fernando III. Se le dio la advocación a San Pablo porque justo este día, el 29 de junio de 1236, la ciudad fue tomada por los cristianos. Particular de ella es que en lugar de un campanario, la iglesia de San Pablo posee un carillón.


Gastronomia

La gastronomía cordobesa actual es el resultado de una larga tradición que se deja notar en la variedad de sus platos, en la gran cantidad de restaurantes, tabernas y bares que pueblan la ciudad y en el prestigio de su cocina en el ámbito nacional. Los diferentes pueblos y civilizaciones que pasaron por Córdoba también dejaron su sello en la gastronomía. Los romanos introdujeron el uso del aceite de oliva, por el que se profesa auténtica devoción en esta tierra, y asentaron las bases de lo que se conoce como cocina mediterránea. 

La influencia árabe, por su parte, se aprecia en el uso de los frutos secos, el gusto por la verdura, en las mezclas de sabores agridulces y en la repostería. En el caso de los dulces y postres influyeron también las costumbres culinarias de los judíos. A los cristianos se debe sobre todo el empleo de la carne y la conservación de las mejores tradiciones culinarias de los pueblos anteriores a su dominación. 

Por tanto, conocer Córdoba va unido inseparablemente con la degustación y disfrute de su gastronomía y con vivir la cultura del buen comer y el buen beber de sus ciudadanos.

Salmorejo cordobés:

Esta sopa fría es una de las estrellas de la magnífica gastronomía andaluza donde queda patente el amor del sur por la calidad de las materias primas: tomates, pan y aceite de oliva.

Rabo de Toro:

El rabo de toro es un guiso típico cordobés consistente en estofado de rabo de vaca o toro. Se trata de un ragú que se cocina frecuentemente en diversas cocinas andaluzas

Flamenquin de Jamón Serrano:

Empanado que se hace en forma de rulo envolviendo la carne con el jamón, a diferencia del San Jacobo.  Sus componentes originales fueron el escalope de ternera cortado muy fino y relleno de jamón serrano y rebozado con huevo y pan rallado. Con el tiempo, el escalope de ternera ha sido sustituido en la mayoría de locales por filete de cerdo o de pollo.

Pastel Cordobés:

El pastel cordobés es un postre tradicional de Córdoba que se elabora con hojaldre y que suele tener forma circular. Se rellena de cabello de ángel y, en algunos casos, se añade jamón serrano. Al final se recubre con azúcar y canela.